DICOTOMIA

De todo lo que suele pasar en la vida lo más usual es el momento de tomar decisiones, de diferentes naturalezas o importancias pero diferentes caminos a seguir. El problema es cuando nos llega el momento de tomar una decisión importante, como se suele decir, una bifurcación en el camino, entonces, ¿cúal es el camino correcto? pues no hay un camino correcto y uno incorrecto en verdad, de ser así la decisión sería obvia, sino mas bien, hay dos o más caminos a seguir, donde cada uno tiene partes buenas y sus partes malas y puede que en escencia no sean tan diferentes el uno del otro. Puede resultar que en uno se tiene muchas facilidades pero requiere un gran esfuerzo y el otro sea más conveniente pero haya que empezar de cero. Y el problema es que no necesariamente el más dificil es el menos conveniente, la vida es sobre todo hacer sacrificios, y el verdadero reto no es decidir el camino a seguir, sino vivir con la decisión tomada, porque lo más probable es que una vez seguido ese camino siempre te vas a preguntar como sería todo si hubieras seguido el otro y eso te vuelve inseguro de lo que haces.

Y entonces ¿cómo se puede decidir qué hacer? no és difícil en sí, pero requiere mucha meditación, hay que ver los pro y los contra de cada camino a seguir, admitir el más conveniente aunque no nos guste los sacrificios que requiere y ver si lo que te convence más es también realizable, porque a veces por más que sabemos que es lo mejor nos es imposible hacerlo. Sin embargo algo muy importante que hay que entender es que nunca es tarde para cambiar de parecer, si tu desición no te hace muy feliz o en verdad decidiste que no te funciona, siempre se puede cambiar el camino, lo más importante es poder sentirse bien con uno mismo aún a costa de tiempo perdido.

Asi que si lo que creiste querer no te hace feliz, cambiá el camino porque nunca es tarde en la vida para cambiar de parecer y buscar lo que te hace realmente felíz.

Anuncios